Inicio > Cooperativismo y Cooperativa

Cooperativismo y Cooperativa

Definición de Cooperativa
Las Cooperativas son asociaciones autónomas de personas, que se han unido voluntariamente para hacer frente a sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes, por medio de una empresa de propiedad conjunta y democráticamente controlada.

Las Cooperativas son empresas privadas que se basan en valores, considerando a la persona humana como fundamento de su constitución, otorgándole al capital un sentido instrumental. En razón de ello, las decisiones en las cooperativas son adoptadas por los acuerdos que adopten sus socios integrantes en su carácter de personas y no en relación al monto del capital que posean. 

Las cooperativas rigen su accionar por los Principios Cooperativos, que son lineamientos por medio de los cuales las cooperativas ponen en práctica sus valores. Estos principios tienen una vigencia universal y fueron acordados por la Asamblea de la Alianza Cooperativa Internacional, celebrada en Manchester, Inglaterra, en Septiembre de 1995.

Objetivos de las Cooperativas
Las Cooperativas tienen como objetivo  atender la solución de los problemas   de sus asociados, buscando satisfacer sus necesidades de bienes y servicios, para el mejoramiento de las condiciones  y calidad de vida de sus socios.

Rigen su funcionamiento de conformidad con los principios Cooperativos y se basan en la ayuda mutua.

Las actividades a desarrollar pueden ser diversas. Es decir, pueden realizar cualquier actividad lícita.

En cuanto a las operaciones propias de su giro, las Cooperativas se sustentaran en lo que les sea aplicable, según las regulaciones establecidas por la Ley General de Cooperativas y por las leyes que rijan la actividad económica que constituyan su objetivo.

Características de las Cooperativas

ADMINISTRACIÓN El sistema de gestión cooperativo, es democrático "UN HOMBRE UN VOTO".  Las Cooperativas se rigen por los Estatutos Sociales, los cuales son establecidos al momento de su constitución y en conformidad a la Ley.

La  JUNTA GENERAL DE SOCIOS es la autoridad suprema de la Cooperativa. Las Juntas  de Socios, se constituyen por todos los socios presentes, que figurando debidamente inscritos en sus registros, asistan a estas reuniones, las cuales deben ser válidamente convocadas según las normas del Estatuto Social.

El CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN es el responsable por la gestión de la Cooperativa, el cual se conforma por socios que son elegidos por la Junta General de Socios. El Consejo actúa en sala y a través de los acuerdos que adopten legalmente reunidos.

La JUNTA DE VIGILANCIA Es un organismo colegiado, elegido por la Junta General de Socios, que tiene por misión  revisar las cuentas y operaciones de la organización  e informar a la Junta General de su cometido.  En su función de control no puede intervenir en los actos del Consejo de Administración y del Gerente.

El GERENTE es designado por el Consejo de Administración y tiene como misión ser el ejecutor de los acuerdos y órdenes que éste le imparta. El Gerente representa judicialmente a la cooperativa.

RESPONSABILIDAD DE LOS SOCIOS La persona que adquiere la calidad de Socio de una Cooperativa, debe cumplir con las obligaciones sociales y económicas que se establezcan en los Estatutos, en los Reglamentos Internos y en los acuerdos del Consejo de Administración y de las Juntas generales, validamente adoptados.

DERECHOS DE LOS SOCIOS: Todos socios de las Cooperativas tienen igualdad de derechos, tanto en lo que se refiere a la dirección y administración de la Cooperativa –  pudiendo elegir y ser elegido – como en el uso de los servicios que esta proporciona. También tienen derecho a participar en sus resultados, a prorrata de sus operaciones.

CESIÓN DE DERECHOS SOCIALES  Los aportes de capital que los socios enteren en las  Cooperativas  pueden ser transferidos, con la aprobación del Consejo de Administración.

DESTINOS DE LOS BIENES EN LIQUIDACIÓN En caso de disolución de una Cooperativa, sus bienes serán destinados cubrir las deudas con terceros y a devolver a los socios sus aportes de capital. De haber excedentes estos se destinarán a los objetivos que  señalen sus Estatutos, ya sea a ser distribuidos entre los mismos socios o a otra entidad designada en ellos. La liquidación se practicará conforme a las normas que acuerde la Junta General de Socios o a las prescripciones del decreto de disolución, aplicándose el ART. 413 del código de Comercio.